miércoles, 13 de agosto de 2008

Medium, mangas cortas, amarilla


Hasta hora me di cuenta que nunca he tenido una camiseta del Barcelona. ¿Cómo pudo haber pasado eso, con mis 35? La verdad que no me preocupa mucho pues el “color” va por dentro. Como dice Segovita en vivo: “amarillo hasta los dientes”.

Ese es el equipo con el que crecí al que he seguido desde aquellas tardes de domingo en el Modelo (ya dije, tengo 35), estadio que aprovecho para denunciar que estuvo mal diseñado si consideremos que al comprar un boleto de tribuna, por el cual pagabas hasta el doble de lo que cuesta la general, no te salvaba nadie del inclemente sol que sin piedad caía en una tarde cualquiera. Volviendo al tema del Ídolo, para mi es ese sentimiento del que muchos de los habitantes de este planeta tenemos con respecto al fútbol y la música, inexplicable, por decirlo menos.

Tengo muchos recuerdos, en primera persona, sobre este, mi equipo: un clásico 3 a 0 en los ´80, una noche del ´90 en que pasamos a la semifinal de la libertadores luego de un emocionante partido ya en el Monumental, contra el River Plate, por si acaso de Argentina, no el de Riobamba, la inauguración del estadio, ahí si en general, no alcanzó para más, viendo la presentación del gran Daniel Santos; la final del ´98, sólo en una suite (recién me doy cuenta que he pasado por todas las localidades que este estadio puede tener)e innumerables encuentros que ganamos, otros que perdimos, pero…así es el futbol.

Goles en vivo de Trobiani, Carlos Muñoz, Beto Acosta, Uquillas, Gavica y tantos otros, así como las atajadas de Morales, Cevallos o últimamente Sessa, fueron razones más que suficiente para acrecentar ese sentimiento tan profundo, el que irracionalmente se genera por esta pasión llamada fútbol.

Presento mis respetos para todos los hinchas de otros equipos, algunos, muchos hasta son mis amigos, pero Barcelona, en el puerto, hay uno sólo. El del barrio del Astillero y el de todo el Ecuador.

No me ha hecho falta comprar la camiseta, oficial o pirata, para sentirme profundamente ligado a mi equipo, sin embargo acabo de decidir que la compraré el día que volvamos a quedar campeones…compromiso.

7 comentarios:

Xavier dijo...

Solo una acotación, el estadio Modelo no fue mal diseñado, en las decadas de los 70 los juegos de futbol empezaban a las 9 de la mañana y terminaban casi a l 1.30 pm por este motivo la tribuna del Alberto Spencer Herrera (Estadio Modelo)tiene "vicera" pero a partir del año 1983 las programaciones futbolísticas cambiaron para el horario de las 2 pm el cotejo de los reservas, 4 pm segunda división para a las 6 pm el partido estelar de primera del futbol ecuatoriano. Todo el Rey Sol nos pegaba a los que ibamo a tribuna pero cuando llovía nos reíamos de lo mal que la pasaban los de General.

A lo demas, sin comentarios, aguante bombillo

Xavier Romero

rodriguezponton dijo...

Celebro tus conocimientos sobre la historia del fútbol ecuatoriano, pero estar mal diseñado para mi significa no haber previsto que el estadio se pudiese utilizar en cualquier horario, hubiese sido tan fácil como girar su ubicación para que sin importar la hora la "vicera" funcione siempre, como sucede en otros estadios del mundo.

por otor lado has sido el primero en comentar en mi blog. prepararé un premio para ti por aquello.

hasta protno

Caracolita dijo...

Creo que los dos tienen razón...Y eso hace que el Amor por Barcelona no tenga peros que valgan. Sólo los verdaderos fans están con el equipo, en las buenas y en las malas....VAMOS ÍDOLO!!!

Leo dijo...

No m acuerdo, pero de repende un domingo de fútbol, esperando a q comience el partido... tomé un album de la familia.... vaaa... era mío, mi mamá nos hacía albumes a cada uno, entonces en ese una foto de antaño (si se puede decir así) año 1985, quién creen? el mismisimo equipo del Barce, las divisiones menores creo, era yo y mis compañeros de escuela con la amarilla... toods posando para el partido... desde ahí entendí q no había mejor color, mejor piel (sin ser hincha aún) q entender que Barcelona de América era el mejor equipo de ese tiempo... y aquel día también tenía amarillo hasta los dientes... y como dijo Paul T. "amarillo desde el vientre de mi madre".

Leo (Este es otro texto para camiseta)

rodriguezponton dijo...

el amarillo de los dientes tiene algunas razones, no sólo por ser hincha del Barcelona jeje. En fin, el sentimeinto es el mismo por el equipo. nos vemos Leo

Angelo Calderón dijo...

Bueno, bueno. Primero, felicito a Peter por retomar la idea del blog. Segundo, comparto su comentario sobre los estadios que deben ser construidos no pensado en un momento, temporalidad, hora o fecha determinada, sino que deben ser funcionables para toda época del año.

Además, no es necesario tener una camiseta para decir que uno es hincha de algún equipo, lo importante es llevarlo por dentro y sentirlo como parte de uno. Eso es lo que le falta a los jugadores de Barcelona. Soy barcelonista y lo veo así, y como dice Caracolita "Sólo los verdaderos fans están con el equipo, en las buenas y en las malas....VAMOS ÍDOLO!!!", ya vendrá mejores tiempos... "ADELANTE BARCELONA"

rodriguezponton dijo...

gracias por "asomarte" Angelo. Barcelona está por encima de los malos momentos y los hinchas de verdad seguiremos junto al equipo. "el aire me huele a caramelo..."